[do_widget id=woocommerce_product_search-4]
Categorías del producto

Canonigos
bolsa 90gr

2,95

Nuestro producto: canónigos 100gr, tiene ligero sabor anuezado y textura crujiente, dan un toque inconfundible a las ensaladas de invierno. Sus hojas verdes, muy ricas en vitamina C, ácido fólico y minerales como el hierro y el potasio, los convierten en un tesoro nutricional.

Agotado

Nuestro Catálogo

Canonigos
bolsa 90gr

2,95

Nuestro producto: canónigos 100gr, tiene ligero sabor anuezado y textura crujiente, dan un toque inconfundible a las ensaladas de invierno. Sus hojas verdes, muy ricas en vitamina C, ácido fólico y minerales como el hierro y el potasio, los convierten en un tesoro nutricional.

Agotado

Información adicional

Peso 0.100 kg
Suscríbete a nuestra Newsletter

Canónigos 100gr

Nuestro producto: canónigos 100gr, tiene ligero sabor anuezado y textura crujiente, dan un toque inconfundible a las ensaladas de invierno. Sus hojas verdes, muy ricas en vitamina C, ácido fólico y minerales como el hierro y el potasio, los convierten en un tesoro nutricional.

Estas plantas nos alegran el corazón, iluminan las ensaladas y las hacen delicadas y ricas en fugaces y preciadas vitaminas.

Las primeras referencias del cultivo de canónigos aparecen en un tratado eclesiástico alemán de 1588. Pero es posible que se consumieran ya en el antiguo Egipto pues parecen representados en relieves.

Algunos sostienen que esta minúscula plantita es originaria de Sicilia y Cerdeña. Lo que sí sabemos es que el canónigo se cultiva en la zona templada de Europa y que en el resto del planeta apenas se cultiva ni se consume. Es toda una delicia europea.

De la Valerianella locusta, pariente de la popular valeriana, se dice que fue bautizada como hierba de los canónigos porque era un cultivo habitual en los jardines de monasterios y rectorías. También se la conoce como alfaces, dulceta, lechuga de cordero o milamores. El nombre de “hierba de los gatos” se debe a que su olor los atrae poderosamente y se la comen para purgarse.

Al igual que otros tesoros vegetales, durante los siglos XVIII y XIX cayó en el olvido con la aparición de variedades de lechuga adaptadas al frío, más rentables y menos laboriosas de cultivar. Ha sido en los últimos años cuando la tecnología agraria y de envasado han puesto de nuevo a los canónigos en las mesas de las casas.

Si se tiene la fortuna de disfrutar de un viaje por los castillos del Loira en invierno se verán grandes extensiones dedicadas a su cultivo. Actualmente el 75% de su producción proviene de Francia (mâche es su nombre francés).

Si quieres ver mas de nuestros productos da click aquí.

Nuestro Catálogo