[do_widget id=woocommerce_product_search-4]
Categorías del producto

Costillas de cerdo ecologicas
500gr Biobardales

5,25

Nuestras Costillas Bio están elaboradas sólo con carne de cerdo 100 % ecológica, libre de alergenos, en bandeja de 500 gramos.

Nuestro Catálogo

Costillas de cerdo ecologicas
500gr Biobardales

5,25

Nuestras Costillas Bio están elaboradas sólo con carne de cerdo 100 % ecológica, libre de alergenos, en bandeja de 500 gramos.

Información adicional

Peso 0.500 kg
Suscríbete a nuestra Newsletter

Nuestras Costillas Bio están elaboradas sólo con carne de cerdo 100 % ecológica, libre de alérgenos, en bandeja de 500 gramos. Si quieres saber más acerca de la carne ecológica aquí hay un artículo que te ayudará: Carne ecológica

INFORMACIÓN DE NUESTRAS COSTILLAS BIO

Importante: Los pedidos que se realizan después de las 12.00h am del lunes entran en reparto la siguiente semana.

Peso: Bandeja 500 grs. aprox.

Caducidad: 8 días

Temperatura de conservación: 0ºC a 3ºC

Producción ecológica: Costillas de cerdo ecológicas.

Alérgenos: Libre de alérgenos: sin gluten, sin leche, sin lactosa, sin huevos, sin apio, sin frutos secos, sin soja, sin pescado, sin marisco.

BENEFICIOS DE LA CARNE ECOLÓGICA

Crianza natural en entornos abiertos.

El cerdo ibérico vive y se alimenta en libertad en bosques, muy característicos de esta zona de España: La Dehesa. La cría de cerdo ibérico ha permitiendo el equilibrio entre el animal y su ecosistema, evitado que estos bosques se conviertan en terrenos de explotación agrícola.

Jamón 100% natural.

Podemos considerar el jamón ibérico como un producto natural que no ha sido procesado ni alterado, los sellos de calidad y sus procesos garantizan que sean alimentos sin gluten y sin lactosa. Su proceso de elaboración es artesanal, sin conservantes ni colorantes, heredado de generación en generación durante siglos.

Proceso de elaboración natural y artesanal.

La curación y elaboración del jamón ibérico es un proceso artesanal. La curación se realiza en secaderos naturales. Es un proceso largo y delicado que atempera, fija y potencia la textura y el sabor del jamón. Debe realizarse en zonas de sierra con inviernos suaves y veranos secos, donde el jamón pasará por sus diferentes fases: salado, lavado y asentamiento, secado y por último, maduración en bodega; bodegas con temperaturas naturales estables entre 15 y 19°C y un 70% de humedad para adquirir el sabor inconfundible. Es importante que el tiempo de curación se alargue hasta conseguir una calidad perfecta.

Más productos ecológicos: Carne fresca

Nuestro Catálogo