[do_widget id=woocommerce_product_search-4]

Productos ecológicos. Agricultura, consumo y desarrollo rural

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Productos ecológicos
Suscríbete a nuestra Newsletter

¿De donde salen todos los productos ecológicos?

No tenemos productos ecológicos sin más para producirlos necesitamos que exista una agricultura ecológica, una distribución de estos productos ecológicos y consumidores que quieran consumir los productos ecológicos. Todo esto genera sinergias o beneficios para el campo y para la ciudad vamos a contar algo sobre todo esto empezando por la agricultura ecológica

Te pregunto primero Coco, hemos hablado otras veces y seguiremos hablando de este tema y repetiremos el mensaje hasta que vaya calando y nos quede a todos claro que es la agricultura ecológica, pues la agricultura ecológica es una manera de producir, de tratar la agricultura con unas normas establecidas donde la seriedad, el cuidado por el medio ambiente y el sentido común deciden que no se pueden utilizar abonos químicos, que no se pueden utilizar pesticidas, plaguicidas, que no se pueden utilizar organismos modificados genéticamente, que hay que hacer una agricultura donde el producto sea lo principal, no el resultado económico o no la comodidad de cultivarlo usando plaguicidas.

Con el paso del tiempo nos vamos a comer a esos plaguicidas, vamos a comer ese abono químico que le estamos echando.

Como tú bien has dicho de la tierra pasa al mar y el mar no está diciendo ya que ha llegado a un tope. Entonces esas características hacen que la agricultura ecológica se pueda certificar y el que cumple todos esos requisitos puede tener un sello, puede poner un sello a sus Productos ecológicos y decir que son libres de pesticidas, de plaguicidas, de abonos químicos, de síntesis y de organismos modificados genéticamente que cumplen con esa normativa y que el producto que usa está limpio.

Aparte de la propia agricultura, como decimos. Como ya hemos hablado en otras veces, está todo el tema de la producción ecológica. El artesano pero que produce con criterios ecológicos, la distribución, la tienda ecológica de venta al cliente, el consumo en del propio cliente.  Esta producción ecológica empieza por la base, que es la agricultura, que es lo que estamos hablando. Pero luego va llegando a todos los actores implicados en el consumo de productos ecológicos.

¿Es posible producir productos ecológicos sin la utilización de abonos químicos?

Porque estamos tan acostumbrados que resolver un problema en nuestra salud, es ir al médico y te dan una pastilla. Y eso se traspasa también a la parte de la agricultura, donde cuando tienes un problema te vas a al ingeniero y te da una pastilla para resolverlo.

¿Es posible producir Productos ecológicos sin la utilización de esos químicos?

Por supuesto. Hay gente en España que lleva muchos años trabajando así, produciendo así. Tenemos que tener en cuenta que España provee al norte de Europa de verduras y frutas ecológicas. Somos un país exportador, tenemos un clima que nos favorece con respecto a países del norte de Europa.

Se lleva haciendo mucho tiempo. Nosotros lo hemos probado. O sea, hemos tenido nuestro huerto y hemos cultivado de una manera ecológica sin llegar a certificarlo. Pero yo he tenido mi huerto propio en común. Hemos participado en un grupo de autoconsumo de agricultura ecológica y hemos visto que eso se puede hacer. Es más, o menos difícil o necesita más o menos experiencia. Hablamos de que nuestra experiencia no es de profesionales, de agricultores profesionales.

Es desmoralizante hacer la prueba en tu casa o en el jardín y plantar los tomates y decir bueno, no me ha salido nada es imposible, es que hay que echarle veneno, NO. Los profesionales, los agricultores de verdad que llevan muchos años trabajando así son la demostración de que se puede hacer, de que si es posible.

Para que se consiga esa producción ecológica, cultivar sin deteriorar el medio ambiente, se consigue utilizando abonos orgánicos, el estiércol, el compost, también con ciertos insectos, otro tipo de productos naturales y prácticas de cultivo que sustituyen a esos plaguicidas, algunas plantas, otras sustancias orgánicas. Todo esto que se utiliza, como dices, un profesional que está siempre aquí metido en esto y sabe cómo lo tiene que resolver.

Pero igual que hablábamos de la agricultura ecológica también podemos hablar de la ganadería ecológica, porque nosotros ahora mismo en la tienda no los tenemos activos, pero los iremos activando. También se vende carne ecológica y los productos elaborados que ya hablábamos.

¿Qué pasa con la ganadería? ¿Cómo son capaces de hacer que haya esa carne ecológica?

Para que se pueda certificar un ganadero como ecológico tiene que cumplir unas normas estrictas para que le puedan dar ese sello. Muchos de los ganaderos, aunque pueda parecer algo nuevo, algo moderno, pues hay ganaderos que no han tenido que hacer grandes cambios.

Si han tenido que cambiar en el aspecto del pienso. por ejemplo, que las vacas donde pastan tienen que estar los pastos certificados, que a ese terreno no se le echan plaguicidas a ese pasto. Y el hándicap del pienso que ese grano o ese cereal que se le dé, para que coman sea ecológico, su alimentación tiene que ser ecológica. Para que puedan tener ese sello de ganadería ecológica.

Igual que respecto a la vacunación masiva que se hace del ganado, pues en este sentido es mucho más estricto y no se les receta nada de por si, sin más. Nace un pollo y venga, le pinchamos. Por si acaso. En la ganadería ecológica no se puede hacer así. Igual que en la agricultura ecológica. Cuando tienes una plaga de en los tomates hay maneras de solucionarlo para no incumplir las normas para seguir siendo ecológico. Pues el ganado pasa lo mismo. El ganadero que lleva toda la vida respetando a sus animales y cuidándolos ha aprendido con el paso de los años.

Además, le pueden enseñar, puede asesorarse, le pueden asesorar en el cambio. Yo quiero hacer esto, ¿qué tengo que hacer? O sea que no es algo que estemos a modo de prueba llevamos años haciéndolo. Hay muchísimos ganaderos que están certificados y que llevan años trabajando de esta manera.

Los huevos ecológicos por poner un ejemplo, hablábamos antes de moda o de no moda. Pues las grandes marcas o las grandes superficies se han unido a la moda. A, ¿qué queréis un huevo mejor que el que tiene un sello ecológico? Bueno, pues yo no quiero poner el sello ecológico, pero lo voy a llamar huevo de corral. Eso es hacer trampas.

La gallina para ser una gallina ecológica. Tiene que tener su espacio techado, su granja para dormir a refugio, para poder meterse a refugio y si lo quiere, su espacio libre para que esté fuera, tiene que cumplir unas medidas. No puedes meter gallinas indiscriminadamente en un espacio. Luego tienes que cumplir a nivel veterinario el respeto por el animal, ese no te voy a vacunar porque sí. Y luego el último y muy importante, que es lo que crea la diferencia, es el pienso.

Ese alimento que tú le ofreces tiene que ser ecológico. Si tú le das maíz a tu gallina, le das cereal, tiene que ser ecológico. La principal trampa que usan con los pollos de corral o con las gallinas de corral es que pueden decir que viven en un espacio libre, que pueden correr. Muchas veces es una nave, no están sueltas en el exterior, están libres en una nave, no están metidas en una jaula, están libres en una nave, pero le dan el mismo pienso que tantos problemas nos ha dado.

Podemos nombrar las vacas locas por los piensos que le daban. Hay problemas ahora con determinados pescados que se les ofrecen en las piscifactorías, unos piensos, que vaya usted a saber lo que meten dentro y estamos teniendo problemas como ya lo hemos estado viendo ahora hace poco la listeriosis, son problemas que están en el otro lado por no hacer las cosas de una manera limpia y tener ese sello es un esfuerzo que tenemos que hacer, pero por hacerlo de otra manera con la forma de producir estándar primando el resultado económico a la salud estamos viendo que lo que no es sostenible es esta forma de agricultura y ganadería. Que si, ahora mismo a lo mejor puedes decir que es más barato, pero no es sostenible en el tiempo y nuestra salud lo está notando y a largo plazo veremos que es más caro.

En todo esto de la agricultura ecológica, la ganadería ecológica y también como hablábamos en los productos elaborados ecológicos, lo que no tiene sentido es que compres una fruta ecológica y luego cuando lo vayas a envasar le eches un aditivo o cualquier producto químico que rompa, digamos, esta cadena ecológica. Lo normal es que cuando haya producto elaborado, pues también se elabore con esos criterios ecológicos que también se certifican. Puede ser una mermelada o puede ser cualquier cosa.

Y lo que te acredita es que desde el productor de la ganadería, de la agricultura o el propio que fabrica, que elabora el producto que sea, están siguiendo estos criterios que desde luego para el medio ambiente le vendrán bien, pero para tu propia salud también.

Hay una pregunta que siempre nos hacemos, ¿Por qué el producto ecológico es más caro? ¿Es igual de productivo este sistema de producción que cualquier otro sistema de producción agrario que no sea ecológico?

Pues seguro que cada uno defenderá su fórmula, su sistema elegido. Si lo llevamos al nivel productivo de volumen de producto conseguido de un campo de patatas, por poner un ejemplo, quizás no. No es fácil saberlo. Tampoco se puede comparar al cien por cien, porque la agricultura no es matemática, pero quizás pueda ser sacar más volumen de producción, la agricultura no ecológica, la convencional. Pero creo que en el contenido global es más productiva la ecológica, porque está respetando esa tierra, porque no le está generando un daño con plaguicidas, con pesticidas, con los abonos químicos. Creo que en el conjunto, aunque consiguiera menos patatas, creo que en el conjunto global es más productiva, por lo que evitamos.

La agricultura ecológica no es la agricultura tradicional.

Dabas el ejemplo de los huevos y decías que utilizar trampas para parecer ecológico como que le llaman huevos de corral y parece ecológico o a las alubias de la abuela, o todo esto que estamos haciendo, que es intentar asociar lo tradicional o lo natural con lo ecológico, no tiene nada que ver.

Por supuesto, no tiene nada que ver. Lo ecológico siempre va a cumplir esas normas que estamos diciendo, esos criterios para para obtener ese certificado. La palabra tradición en el diccionario tiene su significado, que no coincide en nada con el significado de lo que es lo ecológico. Son palabras que se usan comúnmente por los departamentos de marketing, para vender y añadirle un plus o destacar ciertos productos.

Un tomate frito que hacen millones de litros llega y le ponen casero, aunque no lo es. Los ingredientes pueden ser los mismos, pero la manera de producirlo no se puede comparar. Casero, tradicional, artesano son palabras que hacen referencia a algo artesano a la manera de hacerlo, que es más manual, más pequeño en cantidades. Pero los ingredientes puedes usar los que quieras.

No implica que el que yo lo haga a mano, no le meta a ese bote aditivos a punta pala y tenga ocho aditivos, conservantes, colorantes, etc. en mi bote de conserva. No tiene nada que ver. No le da un plus de calidad. Habla más de la manera en que lo ha hecho. Tradicional, si tradicionalmente se han hecho muchas cosas o se ha salido a cazar o se ha pescado con redes de arrastre, pero no le da un sentido positivo. No es siempre que sea tradicional, un sentido positivo al producto en sí.

El desarrollo rural y la agricultura ecológica.

Hay una cosa que también la agricultura ecológica y la ganadería ecológica y la producción de productos ecológicos tiene de bueno, que es el tema del desarrollo rural. Ahora que estamos viendo todo el tema de la despoblación, sobre todo del interior de España. Esto ocurre en España porque el otro día me enseñaban una foto de Francia y España por la noche una foto de satélite nocturna. Y tú ves que en Francia hay luces por todas partes, por todo el país. Y en España tenemos luces en las costas todas las costas están iluminadas por la noche y luego por Madrid, las capitales de provincia y todo lo demás está sin luz, está vacío, se está quedando deshabitado.

Yo que este mismo puente que hemos estado en Burgos en un pueblo de 50 habitantes y que ya lo dicen ellos, con medias de 70 y tantos 80 años y el pueblo se va a cerrar directamente, en la parte de Castilla y León pasa mucho y pasa en muchas zonas de interior.

La agricultura ecológica, la ganadería, toda la producción ecológica, aporta a todos estos pueblos beneficios. Como ejemplo para criar gallinas que hablábamos, tienen que estar en un corral, tiene que cultivarse o producirse la comida. Esta ganadería en este caso la gallina, está en un sitio en un pueblo, donde tiene que vivir alguien o vivir cerca, donde tienes que estar cuidándolo. Si luego eso además lleva a la venta del huevo que tengo que llevarlo, tengo que envasarlo. O si fuera luego para elaborar producto, el que fuera, de las mermeladas por ejemplo, pues incluso para las mujeres que viven en el campo, que son las primeras que se van y se acaba cerrando el pueblo porque no hay trabajo y los hombres tampoco se quieren quedar. Para las mujeres esa parte de elaboración, tienen un papel principal

En ese desarrollo rural, ¿cómo ves que apoya la agricultura ecología?

Con los productores que conoces a los que les estás comprando.

Pues claro, como bien dices que se crean esos puestos de trabajo, esa cadena que es lo importante, que un agricultor decida plantar tomates y se certifique como ecológico, va a beneficiar a ese pueblo. En el aspecto medioambiental. No hay pesticidas, no hay abonos químicos, en ese aspecto será un beneficio para todos, para todo el pueblo. Pero como bien dices, la cadena es la que beneficia realmente al pueblo.

Que ese tomate tienes que recogerlo, esas plantaciones de productos de temporada que son puntuales que tienen picos de trabajo. Como ejemplo todo el mundo conoce que la gente se va a coger la aceituna y la vendimia. Y eso a un pueblo en general, ese trabajo de recoger esos productos y de procesarlo, coge tomate fresco, pero además envasa porque hace tomate frito, ese proceso genera puestos de trabajo igual que el envasado, el transporte. Como bien has dicho, genera riqueza y genera estabilidad.

Como son proyectos donde la ecología y la ética van asociadas, suelen ser proyectos de largo recorrido. Aseguran en el tiempo ese trabajo no montas un negocio de moda para vender cigarrillos electrónicos porque sabe que es un boom y te vas a forrar. No, porque vemos que estás modas son pasajeras. En cambio, estos puestos de trabajo que se crean, se crean en el tiempo, incluso van a más. Como decíamos, si empieza a plantar tomates y le funciona y le va bien y genera movimiento, en otra parte del año plantará, o en otros terrenos vecinos, o un vecino se animará y plantará otra cosa.

A nosotros una de las cosas que nos sorprenden en el producto ecológico, en la distribución a las grandes superficies, es que no conoces lo que hay detrás. A ti te venden un producto y se acabó. Compras producto, consumes producto y lo único que conoces es la marca y puedes cotillear en internet, a lo mejor si hay algo de información o de publicidad para saber de qué va la marca, pero como la relación que hacemos nosotros es a pequeña escala, es con productores directos. Te das cuenta de que hay muchos pequeños productores que son desconocidos, que no entran en la gran superficie, que venden a pequeño nivel. Te das cuenta de que el de los huevos en Extremadura conoce a un vecino suyo que tiene frutos secos, a otro que hace los frutos rojos, a otro que envasa patés. Y esa cadena nos ha pasado con productores en Galicia, nos pasó con productores en Extremadura, nos pasa con productores en Castilla La Mancha que uno de nuestros productores nos da a conocer a otros pequeños productores. El que nos trae la legumbre nos trae el pimentón, otro nos trae los tomates secos. Esta cadena, esa pequeña escala es muy poco conocida y eso enriquece porque al final son ellos mismos los que hacen red y los que hacen que una comarca se pueda potenciar y se pueda destacar.

Como La Rioja con lo que pasó con los vinos, ser de denominación de origen y acaba teniendo turismo importante también para el medio rural y es conocido en todo el mundo esos vinos de La Rioja.

Lo que destacamos es eso, que esa pequeña escala, esa producción de pequeños productores ecológicos, hace red en una comarca y le puede dar un beneficio a esa comarca.

Productos ecológicos

Ahora que hablas, por ejemplo, del vino también han salido los huevos, por decir un poco, el tipo de productos ecológicos es muy grande, decir infinito a lo mejor es demasiado, pero desde luego es muy grande porque está la fruta, la verdura, las hortalizas, pero tenemos lácteos, tenemos carnes, la ternera, cerdo, pollo, cordero. También hay pescado, hay huevos que has estado contando los aceites, las conservas, mermeladas, el pan, la pastelería, legumbre, frutos secos y hay de todo tipo de aderezos, zumos, vinagres, embutidos, la lista es muy grande.

En la tienda, tenemos muchas de estos productos ecológicos. También empiezan a ver ya con cierto volumen, productos textiles que están elaborados de esa forma ecológica. La característica que tienen que tener, como decimos es que se producen sin añadir productos químicos de síntesis durante el proceso, durante el proceso de elaboración, pero para distinguir que es un producto ecológico, porque cuando hablabas de, por ejemplo, de la carne y decías hay mucho de los ganaderos que ya lo están haciendo, nosotros lo tenemos claro, por ejemplo, con el jamón. La gente que estaba con sus cerdos, que les daban la bellota en el campo y que sólo estaban en el campo y ya está. Era ecológico, no estaba certificado, pero ecológico porque era un producto excelente, el jamón. Ese cerdo que se cría solo con bellota, pues tiene un precio alto, pero es lo que le pasa muchas veces al producto ecológico. Es que es un buen producto, como el huevo de la gallina que está suelta en el corral ecológico con toda su comida. Y la que tienen estabulada una contra otra que sí que hará más producción, tendrá más huevos. Pero desde luego ni el huevo será igual, no pueden ser lo mismo, pero para distinguir que un producto es ecológico, además del sello, tenemos alguna fórmula más para que no nos engañen, aunque al final tenemos que ir al sello, porque si no es muy difícil de saber. ¿Qué fórmulas podemos tener para saber que un producto es ecológico?

Aquí lo importante es leer el etiquetado tanto nutricionalmente como para descubrir el producto ecológico. La trampa comercial es siempre poner, como hemos dicho antes, palabras como casero, tradicional, de la abuela, etc. … todo eso puede ser verdad o mentira. Pero lo que sí certifica un producto, igual que una denominación de origen que te certifica. En el caso de la agricultura ecológica, te lo certifica ese sello. Ese es el aval regulador del producto al que ha hecho todos esos controles.

Para que unas aceitunas, por ejemplo, que vienen envasadas en un bote, descubramos si son ecológicas o no, pues deberemos de encontrar su etiquetado. Una parte que sería el sello de la Comunidad Autónoma, que es un sello nacional nuestro español, en el que cada comunidad autónoma tiene su sello y su numeración, un código de certificado del productor y luego el otro sellito que es la hojita verde ésta de la Comunidad Económica Europea, que es la que certifica si viene de la Comunidad Europea o no. Esto serían los tres requisitos,

Cuando hablamos del producto ecológico solemos escuchar el precio son más caros o si son más baratos y otra de las cosas que escuchamos con el producto ecológico es el tema del aspecto. Si tiene mejor o peor aspecto. A veces hay mucha fruta o verdura que no son ecológicas y tienen un aspecto fantástico. Y en las ecológicas le pasa al contrario. Ésta es ecológica, tiene su sello, pero da pena verle sin brillo o con picaduras.

¿Por qué pasa eso? Porque el aspecto es tan distinto del producto ecológico al no ecológico.

Aquí interfieren varios factores. Uno, que en la agricultura convencional se pueden utilizar organismos modificados genéticamente. Se pueden hacer todos los procesos de mutación de semillas. Podemos obtener plantas que sacan todos los tomates iguales. Aparte del calibre, la producción es como más fabrica. Veremos muchas fotos de comida que se tira porque no tiene buena pinta. No pasa ese corte de imagen.

En agricultura ecológica, por el contrario, se hace todo más respetuoso con el medio ambiente, con sentido común y con ética. Si tú cultivas tomates y recoges tomates, sean más grande, más pequeño, más bonito, más feo, sigue siendo un tomate.

Si lo haces bien, lo coges en su punto óptimo de maduración y lo pruebas. Te dará igual el tamaño. Estamos acostumbrados a la imagen. Es verdad que se va a vender siempre el producto más bonito, pero de ahí a que elijamos el tomate más visual. Y por esto en agricultura convencional a una manzana se le aplica cera para que brille y parezca de mentira seamos inteligentes y tiremos de sentido común.

En la agricultura ecológica, es verdad que muchas veces también se pueden calibrar y escoger y habrá tiendas donde veáis más los más bonitos. Pero creo que para el agricultor al que le compró los tomates y para mí tiene el mismo valor un tomate grande que uno más pequeño, porque lo que importa de verdad es la calidad del producto y el sabor. La imagen puede sumar o no, o el calibre puede ser más apetecible una manzana medianita o grande. Pero es que la agricultura ha hecho su trabajo igual que la manzana sea un poquito más pequeña o un poquito más grande No está en su mano, está en manos de la naturaleza. Si la manzana sea más pequeña me como dos no hay mayor problema. En la agricultura ecológica veremos que hay frutas de distintos tamaños, que no están enceradas y brillan como si fueran de mentira y que el aspecto a lo mejor no va a destacar en este sentido,

Si la pregunta que nos hemos hecho muchas veces de por qué consumir productos ecológicos, que desde luego de lo que hablamos es que tu alimentación sea saludable, eso es lo primero. Y decimos que es equilibrada y saludable porque puedes comer de todo, no es no es igual que con la comida vegetariana o vegana, que te limita a ciertos productos, pero en el tema del ecológico no te limita nada.

Puedes comer la fruta, la hortaliza, aceite, carne, pescado, vino, huevo, pastas, conservas, …  lo que quieras.

Lo primero por lo que consumimos productos ecológicos es por tener una alimentación saludable. Lo que intentamos es quitarnos esos pesticidas que nos añaden y nosotros queremos comer la comida como sale de la tierra, sin añadir nada a la tierra, o del mar, o de o de la vaca.

Y otra razón por la que se consume producto ecológico, que es lo que está contando Coco, es para colaborar activamente en la conservación de la naturaleza. Para nosotros no sólo es que tu alimentación sea saludable, sino que sea saludable la propia tierra donde vivimos. Entonces intentamos que conservar esa naturaleza que influye a todo eso que hablábamos de los pueblos, el medio rural que de alguna manera se está deshabitando, pues también este sistema, la agricultura ecológica, la ganadería ecológica, la producción de alimentos ecológicos, pues hace que ese medio rural siga activo y además hace que la actividad agraria gane valor. Porque no es el que produce, unos huevos sin ganas que le da igual como saben o como están las gallinas. Si no es el que produce, tiene sus gallinas, que además acabarán teniendo una relación afectiva porque son gallinas, son seres vivos y están ahí. Y no es una cosa que metes en una nave y cuando se ha muerto la tiras y ya está, no va más allá, les pondrán nombre a las gallinas.

Tendrá como cuando ibas al pueblo y la vaca se llamaba la morucha o la o la lechera o lo que fuera. Me acuerdo de mi abuelo, todos los animales tenían nombre, las ovejas tienen nombres. Llegó un momento en que todo eso se perdió. Ya no hay nombre, esto es una fábrica, hay mil ovejas, no las conocen, no sabes quién es quién. Una muerta se tira, no hay ningún problema. Entonces eso hace dignificar esa actividad agraria también. Y, aparte de todo esto, por lo que estamos apostando, por productos ecológicos y consumir productos ecológicos.

¿Cuáles crees que son los motivos principales para consumir alimentos ecológicos?

Con la experiencia que tienes ahora en la tienda de la gente que viene a consumirlos

El valor que más destaca es el de la salud. Muchos clientes y amigos lo hacen de manera preventiva o por alguna enfermedad del del tipo que sea y empiezan a investigar para que la enfermedad no se quede. Uno te llega por un disruptor endocrino, el otro por la acumulación de pesticidas, el otro por no sé qué en el riñón. Entonces, a poco que investigues, te empiezas a dar cuenta de que nos meten mucho veneno en la comida. Tenemos esos ingredientes que no conocemos aditivos, conservantes, colorantes, etc….

Se habla mucho del azúcar o la sal o la grasa. Bueno, eso los conocemos porque podemos ver la etiqueta, pero los pesticidas nadie nos dice qué es lo que llevan, esos no los conocemos,

A nivel salud creo que es lo que más destaca, porque consumir productos ecológicos te da ese plus de saber que esos ingredientes no se usan. Luego podemos sumarle los valores éticos y el cuidado del medio ambiente, destacar el sabor o esa cercanía del ciclo que se cumple. Del respeto del agricultor como decías tú, del respeto que tiene por lo que hace con el campo, con sus animales, cómo lo cuida, cómo se elabora. El cliente agradece eso y compra ese producto con sello y a su vez ese círculo respeta el medio ambiente.

En el tema del control de los productos ecológicos sabemos que el que ejerce el control son las Consejerías de Agricultura y Pesca o los del Ministerio y que vienen, autorizan y certifican a productores y elaboradores a través de organismos privados, también de control.

Y también ha salido desde, si no me equivoco, el 1 de julio del 2010, lo del logotipo ecológico de la Unión Europea conocido como como la Euro Hoja.

¿Qué conoces del tema de los sellos de las empresas certificadores?

Las empresas certificadoras sabes cómo trabaja alguna ellas o no tienen mucho contacto con este asunto.

Si bien en ese aspecto no controlo mucho, pero sí es verdad que hay muchas empresas que certifican tanto la alimentación como hablábamos, como los productos envasados, como la cosmética. Hay distintos certificadores. Son empresas que se encargan de regular. No lo hace todo una sola empresa. Ya no hay un monopolio en ese aspecto, sino que son muchas las empresas que lo que lo que certifican que eso se hace bien y cumplen la normativa. Y puedes poner ese sello en tu producto, en la alimentación.

Hay sellos nuestros de España, como decía la Comunidad Autónoma. Luego hay certificadores europeos, pues hay algún producto que viene de Alemania y tiene sus sellos. Distintos países tienen su sello, entonces distintos productos que puedas comprar y vender de otros países. También en la cosmética pasa lo mismo. Hay distintos certificadores que lo que hacen es regular que toda esa producción cumpla con la normativa ecológica.

La producción ecológica, también llamada biológica u orgánica.
La producción ecológica se encuentra regulada en España desde 1989 mas información

Y en cuanto al presente, al futuro de la producción ecológica.

Vemos que hay cierto consumo, no nos vamos a poner a dar la cifra de qué volumen de producción ecológica hay, pero lo ves como un mercado que crece o que tiene un techo y se estanca y ya hemos llegado a ese techo o lo ves que sigue creciendo.

Claramente estamos en un crecimiento además brutal. Podríamos decir, como hemos comentado, seguramente si vemos datos del 2010, de 2015 y el año que viene volvemos a mirar en el 2020 por cumplir un ciclo de 5, 5 5, nos sorprenderíamos de cómo estamos creciendo por el consumo nacional, por nuestro propio consumo y porque como ya decía antes, somos un país exportador, o sea, nuestro clima lo hace idóneo para la agricultura. Y en ese aspecto destacamos cuando aquí con facilidad se puede cultivar en Andalucía verduras de climas más cálidos en Alemania, pues no pueden cultivar eso, a no ser que lo hicieran en invernaderos metiendo el incremento de la temperatura, que tendrían que utilizar medios para elevar la temperatura. Entonces, en ese aspecto vamos por delante. Además, somos productores por excelencia el crecimiento está siendo exponencial.

Ya es notable cómo vamos a aumentar la superficie tanto de agricultura, de ganadería y a su vez de elaboración de productos ecológicos.

Ahora que nombras otro país España no está al nivel de Europa a nivel de consumo, aunque a lo mejor a nivel de producción podemos llegar a tener tanto como ellos, se estará exportando una gran mayoría, pero España no tiene el nivel de otros países.

¿Cómo ves esto en relación a los otros países?

Sí es verdad que un día un cliente nos comentó que era francés y lo veía desde el punto intermedio, vive aquí en España y es de origen francés, pero vive aquí en España. Y decía que España estaba a 20 años de Francia

Pero decía que estábamos muy por detrás de Francia, pero él a su vez, como francés, es un cliente que viaja. Decía que Francia estaba a 20 años de Alemania. O sea que se puede ver no la producción, como dices, sino el consumo de Productos ecológicos.

Nosotros estamos empezando y habrá un tanto por ciento de población que consuma productos ecológicos, pero eso es bajo. Pero en otros países, según subimos hacia el norte de Europa, lo que se consume es ecológico y lo raro es lo convencional.

En Alemania vas al supermercado y casi todo lo que ves son Productos ecológicos. En un quiosco de pipas puedes comprar unas barritas ecológicas. Es lo normal consumir productos certificados bio. Lo raro es comer productos no certificados ecológicos. El ejemplo del Torre Facto. Hay países donde el café torre facto lleva prohibido años. Y en otros países, sin embargo, todavía se puede vender. Y es un producto que está demostrado que es cancerígeno. Pero las normativas en este aspecto y lo que hacen los gobiernos, lo que fomenten, lo que apoyen, lo que crezca la población, pues se nota. Y hay países donde el consumo ecológico es algo normal y aquí es algo más específico a nivel de la población más minoritario.

Los lobby de poder ejercen presión a los gobiernos para llevarlos a tomar una decisión. Ha habido cuatro empresas muy comentadas, como el tabaco, cuando se prohibía porque tenía plomo y se prohibió en Europa y se vendía todas esas cajas de tabaco en África tranquilamente. No pasa nada allí, que muera quien sea, porque allí  el grupo político que esté o el que esté gobernando el país, pues ha dejado que entre y ya está a sabiendas de que está matando a la población. Pero eso pasó con el DDT que se prohibió y fue primero en Estados Unidos y lo trajeron para Europa y se fue prohibiendo por toda Europa y en España se estuvo usando hasta hace poco y ahora se prohíbe y se va bajando a África o a países de América del Sur. Entonces eso está ocurriendo y desde luego mucho tienen que ver estas grandes corporaciones con todo su lobby, con todo el poder que tienen para influenciar en los políticos. Yo creo por lo que estás contando, desde luego está subiendo el consumo. Tú lo notas en tu propia tienda, digo a nivel local, en la macroeconomía si lo dicen también. Además, nos queda mucho por crecer porque vemos el referente en los vecinos europeos, como allí ha crecido más de lo que aquí hay, con lo que es fácil que crezca.

Tenemos la ventaja de que hay productores que son locales, con lo que podemos consumir Productos ecológicos en mejores condiciones que el resto de Europa. Con lo que nosotros digamos, nuestro techo puede que estuviera más alto que el de ellos. Supongo que a sí que es un tema de concienciación sobre el medio ambiente, pero también es un tema económico. Si el salario mínimo en Alemania es dos veces el nuestro, pues es más fácil que alguien decida, me voy a cuidar comprando un producto ecológico y en España voy a sobrevivir comprando el veneno que me den, pero es que no tengo dinero suficiente para llegar a final de mes.

Queremos contribuir intentando, como ya os comentamos muchas veces, creemos que los precios que tenemos son competitivos y ahora lo que queremos hacer es ponerlo muy fácil, poder comprar en nuestra tienda ecológica online.

Y además os estamos dando la facilidad con nuestras cestas de no tener que ni que elegir el producto seleccionado para que lleve ya todo el producto que necesitéis. las cestas con menú donde estamos poniendo ya nuestros planificadores para que tengáis la receta para que todo sea más sencillo.

Intentamos aportar nuestro granito de arena a que todo esto vaya, funcionando y nada más. Nos despedimos. Hasta la próxima. Hasta la próxima. Nos escuchamos pronto.

En este podcast te contamos más detalles incluidas todas las preguntas frecuentes.
Venta de productos ecológicos online en comedelahuerta

Podéis escuchar este podcast y suscribiros  tanto en iTunes como en iVoox.
Escucha nuestros podcast y lee nuestro blog

Gracias por vuestras valoraciones y me gustas tanto en iTunes como en iVoox. Con esto nos hacéis crecer
Y gracias por escuchar este podcast y por vuestras preguntas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compra en
nuestra tienda online:

¡SUSCRÍBETE AHORA Y RECIBE EN TU CORREO NUESTRAS OFERTAS, RECETAS Y MÁS!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Scroll Up